¿Eres antiguo cliente de Plazo? Accede aquí

Inicio / Blog / Tipos de tarjetas y diferencias entre ellas

Tipos de tarjetas y diferencias entre ellas

Las tarjetas 💳 están cada vez más presentes en nuestro día a día. Millones de personas en todo el mundo utilizan estas tarjetas para los gastos diarios de su vida. Las claves de su éxito son la comodidad, ya que las podemos llevar siempre con nosotros y su sencillez, ya que son muy fáciles de usar y nos permiten realizar diversos tipos de operaciones, como sacar dinero, hacer pagos, comprar en tiendas o a través de internet.

Pero ojo 🚨, no todas las tarjetas son iguales ni sus condiciones son las mismas. Tarjetas de débito, crédito, revolving, de prepago…es fácil confundirlas. Por ese motivo, para acertar a la hora de elegir la que mejor se adapta a nuestro perfil y cuidar la salud financiera, es importante conocer qué tipo de tarjetas hay y cuáles son sus principales características.

Tipos de tarjetas y diferencias entre ellas

Tarjetas de débito

En el caso de las tarjetas de débito, el importe se retira automáticamente de la cuenta asociada. No podemos utilizar más dinero que el que dispongamos en nuestra cuenta. En el caso de este tipo de tarjeta, el emisor no nos da crédito y por lo general suelen ser gratis, como en el caso de la de tarjeta de débito de Plazo, o aplicar bajas comisiones.

Estas tarjetas son las más comunes y fáciles de utilizar. Pueden emplearse en los cajeros automáticos para retiradas de dinero en efectivo. También se usan para comprar cosas en los comercios que las acepten (hoy en día en la inmensa mayoría) y en otras operaciones como transferencias, recargar el teléfono móvil o consultar el saldo de la cuenta.

Características de las Tarjetas de Débito

  • Se usan fondos propios, por lo que no hay intereses, ni pagos aplazados ni créditos de ningún tipo.
  • Es más fácil llevar un control claro de los gastos realizados.
  • La tarjeta debe estar vinculada a una cuenta.
  • Si no tienes dinero en la cuenta, no puedes operar.
  • Poseen un límite diario máximo de retiradas de efectivo.
  • Para poder disponer de una tarjeta de débito se debe ser titular de una cuenta.
  • Las comisiones son bajas o inexistentes.

Tarjetas de crédito

En esta clase de tarjetas el titular de la misma puede llevar a cabo el mismo tipo de operaciones que con la tarjeta de débito. La principal diferencia es que con la tarjeta de crédito puedes disponer de dinero sin tener fondos en la cuenta que está asociada, es decir, el banco te presta dinero. Cada entidad financiera ofrece el crédito en función de las características personales y financieras del cliente, por lo que, en función de su perfil de riesgo crediticio, una persona puede disponer de un volumen de crédito más elevadoy otras, en cambio, de cantidades más reducidas.

Características de las Tarjetas de Crédito

  • Su principal ventaja es que se puede disponer de efectivo en todo momento, aunque no lo tengamos en nuestra cuenta.
  • Para tener una tarjeta de crédito hay que disponer de ingresos fijos regulares, como una nómina o pensión.
  • En función de los ingresos y gastos, se establece el límite de crédito.
  • Los pagos deben realizarse según establezca la entidad emisora de la tarjeta.
  • En caso de retrasos a la hora de devolver el dinero, se aplican intereses.
  • Su utilización suele estar vinculada a descuentos y promociones por su uso.
  • Normalmente te cobran una comisión por sacar dinero en cajeros.

Tarjetas Mixtas o Híbridas

Cuando hablamos de tarjetas mixtas o híbridas nos referimos a un producto que combina las características de las tarjetas de débito y las tarjetas de crédito, por lo que se adaptan al usuario y a sus necesidades.

En las tarjetas mixtas lo más habitual es realizar compras a crédito, pero también se pueden usar para sacar dinero de tu cuenta en un cajero sin comisiones. En el caso concreto de las tarjetas híbridas, se pueden llevar a cabo compras tanto a débito como a crédito.

Destacan por su versatilidad pero hay que tener muy en cuenta las funciones que realizamos para no pagar comisiones no deseadas. Además, conviene informarse bien de los tipos de interés que aplican.

Tarjetas revolving

Una tarjeta revolving es un tipo de tarjeta de crédito en la que todas las compras o retiradas de efectivo que se llevan a cabo con ella quedan aplazadas automáticamente. Así, el usuario de esta tarjeta puede realizar el pago de estas compras en cómodos plazos.

Como con cualquier tarjeta de crédito, se pueden realizar pagos, independientemente de que se tenga dinero en la cuenta asociada, ya que las compras efectuadas no se cargan de inmediato en la cuenta, se aplazan para pagarlas después.

Las tarjetas de crédito permiten agrupar todas las compras realizadas durante un mes y pagarlas íntegramente en la fecha de cargo elegida, sin intereses, o aplazar el pago a plazos (revolving), con intereses. También permiten la retirada de efectivo a crédito en cajeros automáticos, siempre con intereses.

Características de las Tarjetas Revolving

  • Son parecidas a las tarjetas de crédito, aunque en materia de pagos funcionan de manera diferente.
  • Cuentan con un límite de crédito disponible que va menguando según vamos realizando pagos.
  • Dan la posibilidad de pagar a plazos.
  • El titular elige el importe a pagar, ya sea de golpe o a plazos.
  • El pago a plazos siempre tiene intereses.
  • El tipo de interés que se pide en este tipo de tarjetas es más elevado que en las tarjetas de crédito común.

Tarjetas Prepago

Las tarjetas prepago se parecen a las tarjetas de débito, porque el cliente solo puede emplear el saldo que posee en la tarjeta. La diferencia es que la tarjeta de débito va asociada a una cuenta en una entidad financiera y en las tarjetas prepago solo se puede disponer del saldo que hayas cargado previamente. Por eso, son una buena opción para ser utilizadas con seguridad para pagos por internet.

Características de las Tarjetas Prepago

  • Las tarjetas prepago facilitan el control del gasto.
  • Se recargan fácilmente.
  • Cuentan con el respaldo de Visa o Mastercard, por lo que se pueden usar en casi cualquier establecimiento en numerosos países de todo el mundo.
  • Permiten sacar dinero en cajeros automáticos.

Tarjeta Plazo

La tarjeta Plazo aúna buena parte de las ventajas de las tarjetas que hemos mencionado anteriormente. Estas son sus principales características:

💸 Cero gastos

Tu tarjeta de débito para pagar lo que quieras, sin gastos de mantenimiento ni comisiones.

📱 Pago Móvil

Te permite pagar con tu tarjeta física o virtual, controlando todo desde una sola app.

ℹ️ Atención al cliente

Atención los 7 días de la semana a través del método que mejor se adapte a ti, por chat, por teléfono, por WhatsApp o por email.

💰 Recompensas

Usar la tarjeta Plazo tiene premio, ya que te devuelve cada mes una parte de las compras que realices en las marcas asociadas.

🔐 Máxima seguridad

La tarjeta Plazo cuenta con todas las garantías de seguridad, ya sea para comercios tradicionales o para comprar a través de internet. Además dispone de un sistema rápido de bloqueo en caso de pérdida o robo de tu tarjeta.

Volver al blog