5 Estrella basado en 238 opiniones

Préstamos para coches

Hasta 3.000 euros cuando más los necesitas

¿Te has quedado sin coche? ¿Acabas de sacarte el carnet? ¿Necesitas otro vehículo en casa? Son muchos los motivos por los que en un momento puntual algo de dinero extra te vendría genial. Afrontar el gasto que supone la adquisición de un coche, ya sea nuevo o de segunda mano, no siempre es sencillo. Pero cuando el vehículo es una herramienta imprescindible en tu día a día, no es cuestión de pensárselo dos veces. ¿Necesitas dinero urgente? Nuestros préstamos para autos son la solución.

No pienses en el dinero, piensa en el vehículo que quieres

Comprar un coche no es como ir al supermercado. Si haces una buena inversión puedes asegurarte de disponer de vehículo propio durante muchos años. Es por eso que te conviene hacer algo de trabajo de campo, comparar precios y prestaciones, investigar las ventajas y desventajas de las opciones que están a tu alcance y, finalmente, tomar una decisión.

Por todo ello, no dejes que el presupuesto sea el factor que más peso tenga en tu elección. Aunque te plantees desde un principio moverte dentro de unos márgenes, si el precio se eleva un poco pero las ventajas se multiplican de manera sustancial, no lo dudes: será una inversión sobre seguro.

La mayoría de las veces resulta mucho más conveniente hacer ese esfuerzo. Todos aspiramos a que el coche ideal nos ofrezca un amplio abanico de prestaciones por un precio muy reducido, pero ya sabemos que el mercado no funciona así. Los extras se pagan, a veces a precios demasiado elevados para lo que realmente ofrece el vehículo.

Si no dominas el mundo del motor, busca asesoramiento. Un vehículo es mucho más que un diseño elegante o un color atractivo. Seguro que tienes cerca a un amigo o familiar que sabe de motores, consumo, rendimiento… El vendedor te dará mucha información, pero no olvides que se trata de una figura comercial y que, por lo tanto, hará lo posible por pasar de puntillas sobre los detalles menos favorables para la venta.

Ya ves que tienes trabajo para rato, sobre todo si se trata de un vehículo de segunda mano. No obstante, ahora que ya sabes que el presupuesto no es el mayor de tus problemas, puedes tomar decisiones con mucha más libertad. Y es que para algo están nuestros productos. Préstamos de hasta 3.000 euros que sin duda te resultarán muy beneficiosos en este tipo de circunstancias.

Dinero urgente para financiar tu vehículo

Si algo tienen en común los improvistos es que se presentan siempre en el momento menos oportuno. Justo cuando ibas a invertir tus ahorros en algún producto financiero, cuando estabas a punto de pagar la última cuota de tu hipoteca o cuando tenías pensado regalarte ese viaje que siempre habías deseado hacer.

Un accidente con el coche, una avería grave, un robo… Hay situaciones que se escapan de tu control y un día te puedes levantar y llevarte la desagradable sorpresa de que te has quedado sin coche. La solución al problema no suele ser complicada, pero es cierto que se reduce a un único factor: disponer del dinero suficiente para afrontar la adquisición de un nuevo vehículo.

Con todo, una inversión de estas características puede tirar por tierra muchos de los planes que ya tenías previstos y que en ocasiones ni siquiera puedes cancelar. Esto se traduce en un cúmulo de adversidades que pueden traer graves consecuencias tanto en la economía doméstica como en el desarrollo de tus rutinas. Retrasos en el pago de facturas, anulaciones, inclusión en las listas de morosos, dificultades para hacer frente a los gastos diarios.

Nosotros te ofrecemos una solución rápida y efectiva en los momentos más adversos. No dejes que la compra de un coche absorba todo tu presupuesto y aprovéchate de las ventajas de nuestros préstamos para vehículos. Son un producto de fácil contratación con el que puedes obtener hasta 3.000 euros de un modo muy sencillo y con la urgencia que exige la situación en la que te encuentras.

¿Cuánto tiempo vas a necesitar para obtener tu dinero?

Si alguna vez has solicitado un préstamo en una entidad bancaria sabrás que este tipo de productos financieros funcionan a un ritmo muy particular. Desde el comienzo de la última gran crisis económica, hace ya una década, los bancos no tienen políticas precisamente laxas en lo que a concesión de préstamos se refiere.

En función del tipo de préstamos que quieras tramitar, de tu situación financiera y del uso que le vayas dar a ese dinero, la entidad financiera sacará sus propias conclusiones para determinar si facilitarte esos fondos les resulta o no conveniente. Y podemos adelantarte algo: en la mayoría de los casos no lo consideran una opción ventajosa para sus intereses, por lo que es posible que, a pesar de haber presentado toda la documentación necesaria, finalmente el préstamo te sea denegado.

Nuestra forma de operar es muy diferente a la de las entidades financieras tradicionales. Nosotros no nos dedicamos a hacer juicios de opinión, ni investigamos tu situación ni queremos saber qué coche te vas a comprar o por qué necesitas hacer ahora esta adquisición. Nuestro papel se limita a facilitarte ese dinero para que dispongas de él cuando más falta te haga.

Solicitar un préstamo para el coche no te va a resultar un proceso complicado. Puedes realizar los trámites de manera telemática y en apenas unos minutos. Y en cuanto dispongamos de la información básica necesaria para su concesión, recibirás el dinero en tu cuenta en un plazo de 24 horas. Ésta es la fórmula más inmediata de obtener liquidez en uno de esos momentos en los que no puedes dejar pasar de largo la oportunidad.

¿Qué tipo de información te vamos a pedir? Como es lógico, necesitamos conocer todos tus datos personales, pero no te vamos a pedir más documentación de la absolutamente necesaria para tramitar tu solicitud. De hecho, trabajamos con un modelo de crédito rápido en el que el tiempo es uno de los aspectos prioritarios: cuanto antes podamos darle solución a tu problema de liquidez, mejor que mejor.

Básicamente los requisitos para que puedas solicitar hasta 3.000 euros de préstamo para la compra de un vehículo son:

  1. Ser mayor de edad y residente en España.
  2. Facilitar un justificante de nómina, pensión o ingresos para garantizar la devolución.
  3. Disponer de cuenta bancaria en una entidad española.
  4. Determinar el importe exacto que deseas que te abonemos.
  5. Seleccionar la cantidad a la que asciende la cuota mensual que quieres abonar (de este modo conocerás tu calendario de pagos y el tiempo que tardarás en devolver tu préstamo).

Como puedes comprobar, no se trata de condiciones que se salgan de lo convencional y desde luego te resultará muy sencillo facilitarnos toda la documentación requerida. De esta manera nos aseguramos de que el proceso de revisión de tu petición se ejecuta en un tiempo récord. No tendrás que esperar durante días e incluso semanaspara recibir esa llamada informativa tan importante para ti. Y además, te podemos adelantar algo: en esta ocasión recibirás un sí por respuesta.

Dinero en tu cuenta en mucho menos tiempo del que imaginas

La respuesta es prácticamente inmediata, tan inmediata como tus necesidades de financiación. Tras la aprobación de tu préstamo para un choche recibirás los documentos de confirmación de manera segura y absolutamente confidencial y tendrás el dinero abonado en tu cuenta bancaria con la mayor brevedad posible.

Te recomendamos que si ves clara una oportunidad de compra te lances a por ella. Lo más complicado del proceso de cambio o nueva adquisición de un vehículo es encontrar unos precios de mercado que te resulten justos y asequibles. Pero una vez que tienes la oferta que estabas buscando y has dado con el coche que se adapta a todas las exigencias, pagarlo será lo más sencillo de todo.

Confía en la rapidez de nuestro servicio de tramitación. Sin esperas, sin letra pequeña, sin condiciones abusivas y sin riesgos para tu economía. Nuestros préstamos para coches son un producto transparente, flexible y prácticamente diseñado a la medida de tus necesidades como comprador.

Tu préstamo para comprar coche nuevo o usado

No hacemos distinciones. Tus necesidades son la prioridad, por lo que tú eres quien toma las decisiones. Nosotros nos limitamos a facilitarte el acceso a la compra mediante un préstamo para vehículos que puedes destinar a un coche de ocasión, a uno de fábrica o a una compra de segunda mano.

El mercado actual del motor ofrece infinidad de posibilidades al respecto y es por eso que no queremos limitar tu decisión a un único tipo de vehículos. Con la amplia oferta existente en coches de ocasión, kilómetro cero y segunda mano, sería un error restringir las compras al mercado de los coches directamente salidos del concesionario.

Tampoco nos interesa conocer los motivos por los que has decidido solicitar un préstamo para auto. Estás en todo tu derecho de invertir este dinero en el tipo de vehículo que más te conviene, ya sea por necesidad o porque te apetece darte un capricho. Nuestro trabajo es el de hacer que tus ilusiones, necesidades o aspiraciones tengan un modo de hacerse realidad. Una herramienta rápida, sencilla y directa que te permita tener acceso al coche ideal, con independencia de sus características o de los motivos que te han llevado a su compra.

Te animamos a que valores todas las alternativas disponibles en el mercado del motor antes de solicitar tu crédito para la financiación de un nuevo vehículo. Es la mejor manera de asegurar que le sacas el máximo partido a nuestros préstamos para comprar coche, ya de por sí muy ventajosos.

Amortiza la deuda en cómodos plazos

De poco serviría que te pusiéramos en bandeja todas las facilidades para conseguir tu dinero si luego elevamos el nivel de exigencia en lo que a su devolución se refiere. Preferimos trabajar con un sistema más ventajoso que a ti te permita disfrutar de hasta 3.000 euros de crédito cuando más lo necesitas y a nosotros nos garantice la recuperación del dinero en el tiempo y forma que hayamos pactado.

Te pondremos al corriente de todos los detalles de esta transacción porque el éxito de un préstamo para la adquisición de un coche está en que sepas desde el primer momento cuáles son las condiciones de tu crédito. En este sentido, trabajamos con absoluta transparencia. Puedes preguntarnos lo que quieras que siempre haremos lo que esté de nuestra mano para que no firmes ningún documento sin tener la absoluta convicción de que estás suscribiendo las condiciones más ventajosas.

El dinero que necesitas, los plazos que más se ajustan a los cargos mensuales que puedes asumir, el tiempo de devolución que vas a necesitar, el tipo de interés aplicable en el préstamo que solicites… Vas a tener absolutamente todo bajo control. Y es que una parte importante de la tranquilidad inmediata que te proporciona un crédito de estas características es tener la seguridad de que tu futuro económico no se va a ver perjudicado por las decisiones que tomes en el presente.

Un equipo de expertos a tu entera disposición

La sencillez con la que puedes solicitar tu préstamo a la hora de comprar un coche no compromete la calidad del servicio que te ofrecemos. Somos rápidos y eficientes, pero también somos humanos. Nuestro objetivo es hacer que la solicitud de este dinero sea un proceso cómodo y seguro para ti. Un amplio equipo de profesionales volcado en la atención al cliente se encargará de solucionar todas tus dudas y de ofrecerte una respuesta clara y comprensible.

Al contrario que los bancos y las grandes entidades financieras, nosotros hablamos tu mismo idioma. Las condiciones de estos préstamos están explicadas de manera que no te quede ninguna duda acerca del contrato que suscribes. Los puntos están claros desde el principio: tal es la cantidad que recibes y tal es la que debes devolver en el plazo previamente estipulado.

Un préstamo para comprar coche es algo que se pide de manera muy puntual y porque las circunstancias lo requieren. No queremos que este proceso se convierta en una carga para ti. Te escuchamos, te entendemos y nos adaptamos a tus necesidades para que nada te condicione.

¿Cuántas veces has recibido un no por respuesta? La cantidad de información requerida por los bancos a la hora de tramitar este tipo de solicitudes es tan abusiva como las condiciones de los préstamos que ofrecen. Además, las entidades financieras aplican protocolos muy estrictos a la hora de determinar la viabilidad o no de un préstamo. ¿Qué sucede cuando no dispones de tanto tiempo de espera?

Pisa el acelerador y apuesta por la opción más rápida. Una alternativa que realmente entiende la urgencia de tus necesidades y actúa en consecuencia. No importa si el préstamo para autos que pides es para darte un capricho o para solucionar un imprevisto. Lo que importa es que ese dinero te hace falta ahora, de manera urgente, y nosotros podemos facilitártelo. Pagar la entrada, financiar el 100 % de un vehículo de segunda mano, añadir más extras a ese coche de fábrica que siempre deseaste conducir. En esencia, todos los préstamos se reducen a una misma necesidad: la de disponer de liquidez en un momento puntual y disfrutar de las ventajas de devolverlo en cómodos plazos. Y esto es lo que mejor sabemos hacer.

Solicita hoy tu préstamo para coche y olvídate de complicaciones

¿A qué esperas para solicitar ya tu préstamo y comprar ese vehículo al que ya le habías echado el ojo. Nunca antes lo habías tenido tan fácil para disponer de hasta 3.000 euros en tu cuenta en un tiempo récord. Sin esperas, con grandes facilidades de devolución y con un tipo de interés perfectamente asequible.

Lo importante es el momento. Aprovechar esa oportunidad que tal vez no vuelva a repetirse. Y no seremos nosotros los que le pongamos condiciones a tu felicidad. En su lugar, te facilitamos las herramientas necesarias para que dispongas cuanto antes de ese dinero con el que puedes solucionar muchas cosas. Disponer de vehículo propio no debería ser un lujo. Aunque tu situación financiera actual no sea la más favorable para la compra de un vehículo, dispones de una alternativa rápida y eficiente para obtener liquidez.

Contacta sin compromiso con nuestro personal para aclarar cualquier duda con respecto a la solicitud de tu préstamo. Te ofrecemos las fórmulas de financiación más ventajosas y toda la flexibilidad que necesitas para devolver el dinero sin que tu economía se resienta. Porque el hecho de que tú consigas tu objetivo es también una victoria para nosotros.