Crédito personal fácil

Un crédito personal fácil significa…

… entre otras cosas, poder realizar todos los trámites online, con respuesta al instante. En esta web encontrarás un formulario online que deberás rellenar para enviarnos tus datos personales. No tendrás que acudir a ninguna oficina física. Tampoco tendrás que ajustarte a ningún horario de apertura: nuestra web está siempre abierta para procesar la información que nos envíes. Y daremos respuesta inmediata a tu solicitud, gracias a nuestro software informático que verifica los datos enviados de manera automática: en cuestión de minutos ya sabrás si tu solicitud ha sido aceptada o no.

Un crédito personal fácil también implica reducir la documentación a entregar durante la tramitación. Y eso es precisamente lo que pone en tu mano Plazo: adiós a papeleos complicados de conseguir, que son costosos en muchos casos. Por ejemplo, los avales personales o bancarios, que nosotros no pedimos.

La facilidad de un crédito también se mide por los requisitos que debe reunir el solicitante, principalmente en relación a sus ingresos económicos. Plazo no es tan exigente como otros prestamistas en cuanto a este punto: aceptamos nóminas, lógicamente, pero pueden ser temporales y a tiempo parcial. También admitimos otras fuentes de ingresos que consideramos suficientes para afrontar la devolución del préstamo. Por ejemplo, pensiones de jubilación e invalidez, prestaciones por desempleo y similares.

Y por último, un crédito personal fácil también hace referencia a la devolución. Por un lado, a la vía para devolverlo: puedes elegir entre el pago con tarjeta de débito, a través de tu área personal y con una pasarela de pago similar a la de las compras online, o bien la transferencia bancaria al número de cuenta que te indiquemos. Y por otro lado, la forma de devolverlo: realizarás el pago de forma fraccionada, en cuotas que te resulten más cómodas de afrontar. Esto es algo que nos diferencia de otros prestamistas, que exigen el pago de una sola vez.

Con Plazo, hasta 3.000€ en 36 meses

Plazo te proporciona entre 800€ y 3.000€, una cantidad que puede servir como un anticipo de tu nómina, prestación por desempleo o jubilación. O incluso puedes emplearla como inversión, ya sea a nivel personal o profesional.

En cuanto al plazo, ponemos a tu elección un periodo de entre 12 y 36 meses.

Ve a nuestro formulario online y descubre por qué utilizamos el término ‘crédito personal fácil’ al hablar de nuestra financiación.